Ventanas fotovoltaicas para mejorar la eficiencia de los edificios

COMSA EMTE está participando en Solprocel, un proyecto cofinanciado por la Unión Europea que se centra en el desarrollo de células fotovoltaicas orgánicas transparentes para su uso en la captación de energía solar a través de ventanas, fachadas acristaladas y otros elementos arquitectónicos que facilitan la entrada de luz natural al edificio.La mayoría de instalaciones fotovoltaicas en edificios están formadas por módulos con células opacas que se instalan sobre cubierta, en superficies de fachada opaca, o integradas en fachadas acristaladas, generando sombras e impidiendo una visibilidad homogénea. El uso de las células fotovoltaicas transparentes permitirá aumentar significativamente la superficie generadora de electricidad en envolventes de edificios, proporcionando una visión clara y sin distorsiones.El desarrollo de la tecnología fotovoltaica transparente SOLPROCEL se basa en el estudio de materiales activos orgánicos, en su eficiencia y estabilidad en el tiempo. Como especialista en edificación sostenible, COMSA EMTE contribuye al desarrollo y la implantación industrial a bajo coste de la tecnología SOLPROCEL, que permitirá, en un futuro a medio plazo, mejorar la eficiencia energética de todo tipo de edificios.SOLPROCEL está liderado por el Instituto de Ciencias Fotónicas (ICFO) y también cuenta con la participación de la universidad Friedrich Alexander de Erlangen-Nuremberg (FAU), el instituto Fraunhofer y la empresa Rent a Scientist (RAS), ambos alemanes, así como las firmas Specific Polymers y Nanograde, de Francia y Suiza, respectivamente.Ventanas fotovoltaicas para mejorar la eficiencia de los edificios
Compartir en las redes sociales
Share on linkedin
Share on twitter