EMTE crece en el sector aeroportuario con nuevos proyectos en Marruecos y Polonia

EMTE amplía su presencia internacional con nuevas adjudicaciones para mejorar los sistemas de ayuda a la navegación aérea de distintos aeropuertos de Marruecos y Polonia. Estos contratos refuerzan la actividad de la ingeniería de COMSA EMTE en el sector aeroportuario, donde opera en países como Argentina, Ecuador, México, Perú, Chile, Nepal o España.

En Marruecos se ha adjudicado el suministro e instalación de un sistema de guiado de aeronaves tanto en ruta como en aproximación DVOR/DME para los aeropuertos de Casablanca, Tánger, Rabat, Tetuán y Nador. También se ha adjudicado el suministro e instalación de una torre de control móvil para las necesidades de la navegación aérea, preparada para su despliegue en cualquier aeropuerto del país.

En paralelo, EMTE dotará al aeropuerto de Marrakech – Menara de 17 pasarelas de embarque, que proporcionan un tránsito seguro y confortable entre la terminal y la aeronave, junto con sus respectivas guías de atraque y convertidores de 400 Hz. Estas adjudicaciones están valoradas en 12,2 millones de euros y consolidan la presencia de la compañía en los aeropuertos marroquíes, donde ya suma ocho contratos en cartera.

Crecimiento en Polonia

En Polonia, EMTE también ha logrado un contrato para instalar un monitor de campo lejano en el aeropuerto de Varsovia para asegurar la correcta localización de las aeronaves durante la aproximación al aterrizaje en CAT III. Esta adquisición se suma a otros proyectos de navegación aérea que EMTE ya tiene en el país, como el suministro de pasarelas de embarque en Gdansk, la instalación de un sistema de comunicaciones tierra/aire en Cracovia y la instalación de un sistema de guiado de aeronaves en ruta DVOR/DME en Lodz.

Nueva terminal del aeropuerto Francisco de Orellana (Ecuador)

Por otro lado, COMSA también ha visto reforzado su negocio internacional de infraestructuras aeroportuarias. El Ministerio de Transportes y Obras Públicas de Ecuador le ha adjudicado la construcción de una terminal, una torre de control, un hangar dotado de sistema contra incendios y una nueva plataforma de aeronaves en el Aeropuerto Francisco de Orellana. Las obras, que se realizarán en UTE, implicarán también la creación de un sistema de alcantarillado pluvial que transportará el agua de la lluvia hacía el río Coca. El importe de este contrato asciende a 11,9 millones de euros.

EMTE crece en el sector aeroportuario con nuevos proyectos en Marruecos y Polonia
Compartir en las redes sociales
Share on linkedin
Share on twitter