COMSA Corporación apuesta por edificios de bajo consumo energético

Día Mundial de las Ciudades (31 de octubre)

Con motivo de la celebración del Día Mundial de las Ciudades, COMSA Corporación quiere destacar diferentes proyectos en los que está trabajando actualmente su departamento de I+D+i. Su apuesta por la investigación y el Desarrollo aplicado le permite ofrecer a sus clientes soluciones tecnológicas para avanzarse a sus necesidades y mejorar la eficiencia de sus actuaciones, también en aquellas destinadas a la construcción de los edificios que han de conformar las ciudades del futuro, las también llamadas smart cities, que no sólo hacen un uso eficiente de los recursos, sino también tienen en cuenta el uso responsable de la energía.

En este sentido, COMSA Corporación está desarrollando el proyecto GEOTECH, un sistema de climatización híbrido basado en la energía geotérmica con el objetivo de instalarlo aprovechando las cimentaciones de los edificios. La geotermia es una energía renovable que utiliza la estabilidad térmica del suelo para, mediante una bomba de calor, satisfacer de energía térmica al edificio, con la característica diferencial de proporcionar tanto frío como calor sin variaciones sustanciales entre el día y la noche, las condiciones ambientales o la época del año. Gracias a este método se reducirá el consumo global energético en el edificio.

Igualmente, con el objetivo de luchar contra la contaminación atmosférica, COMSA Corporación está desarrollando unos recubrimientos fotocatalíticos autolimpiables que no necesitan mantenimiento. El proyecto se basa en la incorporación de unas partículas sobre los paneles de vidrio de los edificios, técnicamente conocidas por TiO2, las cuales en contacto con la luz solar favorecen la degradación de los contaminantes suspendidos en el aire como el dióxido de carbono o los hidrocarburos.

En los últimos años, la energía fotovoltaica se está posicionando como una energía limpia y competitiva, cuyo uso permite a los edificios ser más sostenibles por lo que COMSA Corporación también está centrando su investigación en este ámbito. Actualmente, se está llevando a cabo el proyecto MIDNATTSSOL que tiene como objetivo crear un sistema para detectar en tiempo real los excedentes de energía fotovoltaica y maximizar así el uso de la energía solar en la climatización de la instalación.

Por otro lado, el proyecto SOLPROCEL se centra en el desarrollo de células fotovoltaicas orgánicas semi-transparentes con cristales fotónicos. Estas células, integradas sobre ventanas y fachadas acristaladas de edificios e instalaciones, mejoran la eficiencia energética gracias a su alto nivel de transparencia y captación de energía. Esta tecnología puede resultar de gran utilidad para la construcción de edificios sostenibles introduciendo el autoconsumo energético, así como la reducción de la factura de aquellas instalaciones ya existentes con un uso intensivo de energía. Esta innovación ha sido recientemente presentada en la jornada ‘OPV Workshop: A new technology to market’ celebrada en Barcelona.

Smart Cities
Compartir en las redes sociales
Share on linkedin
Share on twitter