COMSA Corporación factura 778 millones de euros y refuerza su negocio internacional

COMSA Corporación cerró 2020 con una facturación de 778 millones de euros, una cifra ligeramente superior a la del año anterior. El grupo, que ha logrado ampliar su cartera de clientes hasta los 1.206 millones de euros, mantuvo las ventas globales a pesar de la incidencia de la crisis sanitaria del Covid-19 en el sector de la construcción, su principal ámbito de negocio.

El sostenimiento de estas cifras se debe principalmente al incremento de actividad en proyectos de infraestructuras destacando especialmente el ámbito internacional, que experimenta un aumento de la facturación del 12% respecto a 2019. En línea con su plan estratégico, COMSA Corporación sigue concentrando su actividad en torno a su core business –construcción, ingeniería industrial y mantenimiento, conservación y servicios– e impulsando la internacionalización del grupo principalmente en América Latina y Europa.

En cuanto a generación de empleo, COMSA Corporación cierra 2020 con más de 5.300 colaboradores, habiendo incrementado su plantilla un 5%.

Construcción del tranvía de Odense (Dinamarca)

Crecimiento sostenido de la actividad de construcción

La unidad de negocio de Construcción facturó cerca de un 5% más en 2020 alcanzando los 489 millones de euros. En este marco, la actividad vinculada a los proyectos ferroviarios, de obra civil y edificación en el ámbito nacional representa el 30% del volumen de negocio. Entre otros trabajos, COMSA Corporación está ejecutando dos tramos del Corredor Mediterráneo entre Murcia y Almería, así como el sector 3 del ramal Mondragón-Elorrio-Bergara correspondiente a la Y vasca y la construcción de la Estación de la Sagrera en Barcelona.

En lo que respecta a obras civiles, cabe destacar la duplicación del tramo de la Autovía del Ebro (A-68) entre El Burgo de Ebro y Fuentes de Ebro, la rehabilitación integral del Túnel de Toses -a cargo de Nortúnel- o la construcción del nuevo muelle Baleares del Port de Tarragona.

La imagen tiene un atributo ALT vacío; su nombre de archivo es COMSA_Regueron_web.jpg
Construcción de la autovía del Reguerón (Murcia)

En la misma línea, los proyectos de edificación en el mercado nacional son los que impulsan la cartera de clientes privados de la compañía. En este contexto, cabe mencionar la construcción del Pediatric Cancer Center del Hospital Sant Joan de Déu en Barcelona, de la residencia para estudiantes Vita Sancho, el complejo de oficinas D38 en la Zona Franca, la nueva bodega vinícola del grupo Peralada o el Centre Penitenciari Obert de Tarragona. El grupo sigue ejecutando el proyecto de la nueva planta de producción farmacéutica Alter en Meco (Madrid).

En la esfera internacional, la compañía prosigue con su expansión en Latinoamérica y en 2020 se ha adjudicado importantes proyectos en México y Brasil. En concreto, COMSA ha ganado la rehabilitación del tramo La Mata – Colonia Jordán del Ferrocarril Istmo de Tehuantepec y la renovación de vía de varios tramos del Tren Ligero en Ciudad de México, así como la construcción del puente del río Araguaia en Brasil.

Por otra parte, en Portugal COMSA y la filial en el país luso FERGRUPO se han adjudicado el proyecto de renovación de la línea Beira Alta, tramo Pampilhosa – Santa Comba Dão, y la construcción de la variante de Mealhada, ambos trabajos integrados en el Corredor Internacional Norte y considerados prioritarios en el Plan Estratégico de Transportes e Infraestructuras de Portugal.

En paralelo, el grupo sigue ejecutando las obras de la Línea 4 del Metro de Sao Paulo en Brasil, el tranvía de Odense en Dinamarca -que se encuentra ya en fase de test run-, la modernización del tramo de ferrocarril Vinkovci – Vukovar en Croacia y la excavación de los túneles de Amagá en Colombia, entre otros importantes proyectos.

Ejecución de la fase 2 del Metro de São Paulo (Brasil)

El negocio de Ingeniería mantiene sus resultados

En el negocio de ingeniería, COMSA Industrial mantuvo su actividad especializada en proyectos llave en mano en materia electromecánica, ITS (Intelligent Trafic System) y sistemas de control de túneles, electrificación y sistemas ferroviarios y registró una facturación de 181 millones de euros.

En este ámbito de negocio, el grupo ha llevado a cabo, entre otros, los proyectos de instalaciones de la nueva sede del Centro Integral del Transporte en Madrid, las del equipamiento escenográfico y audiovisual del edificio Paranimf de la Escuela Industrial en Barcelona y el montaje y puesta en servicio de las puertas automáticas del Metro de Barcelona, entre otros proyectos.

A nivel internacional, destaca el suministro e instalación de sistemas ITS en varios túneles de carreteras en Colombia (La Línea, Mulatos, Sinifaná y Amagá, Corredor de Bogotá-Villavicencio) y el desarrollo del contrato de instalaciones y telecomunicaciones en las sedes del CERN, el mayor acelerador de partículas del mundo (Francia y Suiza).

Por otra parte, en lo referente al resto de ámbitos de actividad del grupo, el área de Mantenimiento, conservación y servicios, liderada por COMSA Service, facturó 80 millones de euros; mientras que el área de Promoción y concesión de infraestructuras, encabezada por COMSA Concesiones y COMSA Renovables, alcanzó los 13 millones.  

Asimismo, COMSA Corporación mantiene actividades adicionales en el ámbito de la difusión por radiofrecuencia y sistemas de comunicaciones por satélite (Egatel) y valorización de neumáticos fuera de uso (GMN).

Desinversiones

En el marco del proceso de desinversión de activos, COMSA Corporación cerró en 2020 la venta de DEISA IWS, compañía especializada en el tratamiento y depuración de aguas.

Innovación y compromiso

En 2020 COMSA Corporación invirtió más de 7 millones de euros en actividades I+D+i. Entre los proyectos más destacados en los que participa el grupo está 5GMed, donde COMSA forma parte del consorcio de empresas que está llevando a cabo el despliegue de la tecnología 5G para garantizar la conectividad de la red ferroviaria española y del sur de Francia. Asimismo, cabe mencionar el avance de Resiltrack, cuyo objetivo es diseñar un sistema de mantenimiento predictivo que permita conocer el estado de la infraestructura ferroviaria y su afectación ante fenómenos climáticos en tiempo real, así como prever el comportamiento de la misma para actuar donde es necesario

Finalmente, en lo que respecta a la gestión responsable, el grupo ha avanzado en su compromiso con los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). En este sentido, COMSA Corporación se ha adherido al programa SDG Ambition del Pacto Mundial para impulsar objetivos empresariales más ambiciosos y acelerar la integración de los ODS en la estrategia corporativa.  

Adaptación al cambio

Según Jorge Miarnau, presidente de COMSA Corporación, el grupo “ha sido capaz de desarrollar su actividad a pesar de las dificultades provocadas por la pandemia del Covid, gracias a una eficiente adaptación al cambio, incorporando continuamente las medidas necesarias para proteger a todos los colaboradores, contando con la gran capacidad profesional de los mismos, y con una gestión eficiente y robusta de sus estructuras financieras”.

Jorge Miarnau también ha querido destacar el papel de las infraestructuras como impulsoras de una movilidad más sostenible y ha asegurado que “confía en el potencial de este sector para liderar el próximo desarrollo económico”.

Compartir en las redes sociales
Share on linkedin
Share on twitter